P90046670

💢 Como reaccionar ante una emergencia al volante.

Si fallan los frenos.
Accionar pausadamente el pedal del freno.
Con el freno de mano, actuar de manera progresiva y rápida.
Cambiar a una velocidad menor, para aprovechar la acción frenadora del motor.
Si es absolutamente preciso, desviarse con el coche fuera de la carretera.

Si un neumático revienta.
No apretar los frenos.
Sujetar firmemente el volante con las dos manos y gire lo necesario para mantener recta la dirección del vehículo.
Levantar el pié del acelerador con suavidad.
Dejar que el motor vaya reteniendo el coche y cuándo este haya perdido velocidad, accione el freno poco a poco.

Si el coche patina.

No tocar el pedal del freno, ni levantar el pie del acelerador.
Girar el volante en la misma dirección en que se mueven las ruedas traseras al deslizarse
Tan pronto como el coche empiece a enderezarse, gire el volante en dirección opuesta.
Aflojar ligeramente el acelerador.

Si el coche se incendia.
Apagar rápido el motor.
apartarse a un lado de la carretera.
Levantar el “capó” y con el extintor de incendios, con una manta, ropas, tierra o arena, tratando de sofocar las llamas.
No echar nunca agua.
Si el fuego se acerca al depósito de gasolina, aléjese rápidamente del coche, para evitar los peligros de la explosión.

Si entras con demasiada velocidad en una curva.
Pisar el freno varias veces.
Mientras se toma la curva acelererar ligeramente.
Si el coche empieza a patinar, al mismo tiempo que mantiene el pie derecho en el acelerador, pise el freno ligeramente con el pie izquierdo.

 

 

Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos necesarios están marcados *